sábado, 15 de septiembre de 2012

La resistencia

Para los primeros años del tercer milenio después del nacimiento de Jesucristo, en la República colonial Argentina sólo sobrevivieron pequeños grupos nativos que lograron preservar su lengua, cultura y tradiciones ante el avasallante empuje extranjerizante.
Según datos gubernamentales, 1.012.000 son los descendientes directos de los nativos amerindios, que residen en este territorio.
No se computarizaron datos de la etnia Rankulche que habita en las provincias de Río Negro, La Pampa y Buenos Aires, pero si en las restantes etnias:
Huarpe: Mendoza y San Juan ; 400 habitantes.
Tapietes: Salta; 400 habitantes.
Chorotes: Salta; 400 habitantes.
Tehuelches: Chubut, Santa Cruz, y Tierra del Fuego; 1.000 habitantes.
Tonocotés: Santiago del Estero;1.000 habitantes.
Chulupí: Salta; 1.300 habitantes.
Chané: Salta; 1.500 habitantes.
Guaraní: Misiones; 3.100 habitantes.
M’byá: Misiones; 4.800 habitantes.
Pilagá: Formosa; 5.500 habitantes.
Mocoví: Santa Fe y Chaco; 8.000 habitantes.
Diaguito Calchaquí: Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero y La Rioja; 10.000 habitantes.
Chiriguanos: Salta y Jujuy; 23.000 habitantes.
Tobas: Chaco, Formosa, Salta, Santa Fe y Buenos Aires; 66.000 habitantes.
Wichí: Chaco, Salta y Formosa; 85.000 habitantes.
Mapuche: Neuquén, Río Negro, La Pampa, Chubut y Buenos Aires; 100.000 habitantes.
Colla: Jujuy y Salta; 200.000 habitantes.
Unificación de etnias en grandes ciudades: 500.000 habitantes


En la Región donde ha sido pergeñada “Huaymocacasta”, que otrora fuera habitada por los descendientes Cacá (Colla, Diaguita y Calchaquí) únicamente se muestran los inanimados reflejos que antropólogos y arqueólogos denominan yacimientos. También la mística de sus creencias religiosas que se mantienen en el culto a la Pachamama como la Señora Madre del Mundo: La NATURALEZA, a la cual se le rinde homenaje aún en las festividades católicas.

No hay comentarios: