domingo, 31 de marzo de 2013

La Cultura Vieja

La antigua Cultura Madre de todas las demás es muy antigua; tan remota que al Dios se lo considera Dios Viejo.

El Viejo Dios del Fuego Nuevo; el Tiempo es circular; cumple rigurosamente un ciclo de 365 días y es imposible que no suceda así. Pero es un ciclo de sucesos que se cumplen en la tierra, en la materia. Ese ciclo de sucesos lo denominamos: Estaciones de la Energía; Estaciones del Sol. Por eso celebramos cada una de las estaciones. El Sol viaja sobre la tierra, de Sur a Norte; de Norte a Sur. Entre una estación y otra hay un calendario estricto de tareas que cumplir.
El Rey, el que vigila que las tareas se cumplan, jamás decidiría alimentar a su población; ellos han de trabajar para que la tierra les dé el sustento. Él otorga una tierra que cada familia ha de administrar. Lo que se hace en esa tierra no es homogéneo; cada uno observa las condiciones de su propia tierra y adecúa las tareas. No es necesario ni útil saber que se hace en todos los demás lugares; eso es información y sólo le compete a la Administración Gubernamental. Cada uno ha de obtener el fruto más atinado de su propio lugar; esa es la condición para que se le respete su derecho de 'propiedad'.


Como las tareas sobre la tierra son muy pesadas, se observa la vida comunitaria con todas sus reglas de solidaridad y convivencia.


Se cree firmemente en que existe un Orden Superior, y el Orden Inferior lo ha de emular. El Orden Superior trabaja arduamente; mueve los elementos. El Orden Inferior ha de trabajar duro para obtener beneficios de ese ritmo que las Fuerzas y Poderes Superiores imprimen a los elementos.

Ese Orden es Protector, y cuando es roto, los Poderes Superiores abandonan a los hombres.

Los gobernantes no son Dioses; sólo son administradores.

Para que la energía vivifique a la materia hace falta Agua, la que se debe aprovechar, canalizar, administrar. Los hombres ponen orden en su mundo para que haya orden en su mundo.

Esto para los cultivadores; para los recolectores es lo mismo; se cumple el calendario de recolección y se disminuye al máximo el impacto ambiental.

No hay comentarios: